Origen del azabache

No existen minas de azabache en Galicia, por ello resulta singular que el azabache se haya convertido en uno de los emblemas de las peregrinaciones jacobeas. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que su carácter mágico y profiláctico viene de antiguo. Plinio designó este carbón —lignito petrificado— lapis gagates, del topónimo Gagas, en Licia (Asia Menor) y del hidrónimo del mismo nombre en cuya desembocadura se encontraba dicho mineral. Ya este autor valora como una de sus cualidades más relevantes la referente a la calidad. También Dioscórides y Aristóteles documentan su uso.

De oeste a este se ha extraído azabache de minas situadas en los concejos de Castropol, Luarca, Cudillero, Muros, Soto del Barco, ensanchándose el área geográfica a partir de Avilés, con límite en Gozón por el norte y Oviedo por el sur; siguen Carreño Corvera, Llanera, Noreña, Siero, Gijón, Villaviciosa, Cabranes, Piloña, Caravia, Ribadesella, Llanes, Las Pañamelleras [Alta y Baja] y Rivadedeva. El material de calidad superior es el extraído del concejo de Villaviciosa [Quintes, Quintueles, Castiello, Careñes, Villaverde, Arroes, Argüero]. La mina más importante no sólo de Asturias, sino de todo el país, es la de Oles.

La materia prima ha constituido en Asturias un reclamo para la talla del azabache, una gran cantidad del cual iba destinada a Santiago. De Asturias se importaba el material, y a pesar de velar para que la industria se asentase exclusivamente en Santiago, al no dar abasto a la demanda de objetos, constan los encargos a Asturias de grandes partidas de imágenes y abalorios, de los que se hacían sobre todo en el concejo de Villaviciosa. En 1560, Diego Menéndez, azabachero, vecino del lugar de Quintelos, se concertaba con Gómez García, mercader de la ciudad de Santiago, a traerle en el plazo de menos de tres meses «sesenta docenas de Santiagos de azabache polidos y furados todos ellos, Santiagos e no de otra calidad alguna», y también debía de traer de Asturias «un millar de Santiagos de cuerpo» pulidos y taladrados»

Junto a esto y como antecedente de la industria rural que se iba desarrollando paulatinamente en Asturias, comenzaban a desplazarse a Santiago —y precisamente desde Villaviciosa—, aprendices de azabacheros. Más tarde fueron los propios maestros quienes se trasfirieron a Santiago a desarrollar su oficio y obviamente a enseñarlo en su nuevo destino. Se conserva al respecto una notable documentación acreditativa. Actualmente, tanto en Santiago como en Asturias, pervive dicha industria, con amplio mercado nacional.

Tienda online de la platería artesana Ángel, especializada en joyas y recuerdos del Camino de Santiago. Handmade Jewels from St James' Way. 24h Tax-Free.

Posted in Historia

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: